El atasco de los puertos chinos bloquea la logística global debido a un reciente brote de coronavirus en el sur de China. Especialmente significativo es el caso del puerto chino de Yantian que está provocando un bloqueo más grande que el del Canal de Suez en marzo.

El comercio global todavía no se ha recuperado de la grave situación sucedida hace unos meses en Egipto, de hecho, la escasez subsiguiente podría disparar la ya creciente inflación en el transporte marítimo. 

El atasco de los puertos chinos paraliza al mundo

Hasta un total de un 5 por ciento de la capacidad mundial de transporte de mercancías está retenida en China tras un reciente brote de COVID-19 en la mayor terminal de contenedores del país.

El cuello de botella se produce en un momento en que la economía mundial ya se resiente de los importantes retrasos en el transporte marítimo causados por los cierres por coronavirus en todo el mundo.

El puerto de Yantian, en el centro comercial del sur de China, Shenzhen, dejó de aceptar contenedores de exportación el mes pasado tras un brote local de infección por COVID que afectó a los trabajadores del puerto.

Los expertos estiman que el contagio sucedido en el puerto de Shenzhen no se arreglará hasta finales de año y que puede provocar escasez de productos en todo lo que queda de 2021.

Hay que tener en cuenta que Shenzhen es el 4º puerto de contenedores más concurrido del mundo. El bloqueo de un puerto chino tan importante pone en riesgo a una cadena de suministro mundial ya frágil.

Si bien los barcos hacen escala en Yantian, las actividades portuarias allí y en las instalaciones cercanas siguen restringidas.

Y es que debido a este brote de coronavirus los buques pasan hasta cinco días en el puerto, ya que los contenedores para la exportación se apilan en los astilleros que están al máximo de su capacidad.

Las instalaciones se enfrentan a problemas debido a los esfuerzos de las autoridades locales por desinfectar y aplicar medidas de cuarentena que han provocado escasez de mano de obra.

Se produce en un momento de escasez de productos básicos y de aumento de la demanda, que ha disparado la inflación.

Una cadena de suministro frágil

China es la fábrica del mundo y es crítica para el comercio mundial. El atasco de los puertos chinos y el consiguiente retraso en sus centros logísticos genera una reacción en cadena en el resto de países.

Lo peor de todo es que esta situación parece que tardará un tiempo en solucionarse.

Sin embargo, lo peor es que esta situación podría provocar una nueva subida de las tarifas de los fletes marítimos.

Maersk, la mayor línea de contenedores del mundo, comentó que la productividad actual en las terminales de Yantian ha bajado hasta un 30 % comparado con su actividad normal.

Para evitar retrasos, la empresa y otras navieras están desviando algunos de sus buques a otras terminales de Shenzhen o saltándose el puerto.

Retraso en la economía mundial.

Investigadores del Instituto de Economía Mundial de Kiel o IfW acaban de publicar que los actuales retrasos en el transporte marítimo en la región china del delta del río Perla han alcanzado un nivel similar al de agosto de 2020, cuando la potencia asiática acababa de reiniciar su economía tras un estricto bloqueo.

Este estudio es uno de los varios ejemplos por parte de los expertos que apuntan a un posible retraso en la economía mundial.

Los efectos de los retrasos ya se pueden ver en el Canal de Suez donde operan un 10 por ciento menos de buques portacontenedores de lo esperado. 

Estos retrasos podrían tener un gran impacto en el comercio entre Asia y Europa durante el verano. Aunque ya se han reanudado las operaciones en Yantian, Maersk, advirtió que tardaría unos meses solucionar este retraso.

El problema no es tanto este retraso en sí, sino que el comercio global todavía no se ha recuperado del pasado bloqueo del Canal de Suez.

La combinación de dos bloqueos tan importantes ha provocado una tormenta perfecta que ralentiza y paraliza la actividad logística del resto del mundo.

Un bloqueo más grande que Suez

Diferentes expertos y empresas han valorado los daños de los puertos chinos y todos están de acuerdo en que el impacto de la parálisis del puerto chino de Yantian es mayor que el bloqueo de Suez.

El coste estimado del encallamiento del buque portacontenedor Ever Given representó unas pérdidas de 8.100 millones de euros para la economía mundial. Este es el coste de dejar a casi 600 barcos varados durante 6 días.

El suceso de los puertos chinos ha provocado que algunas empresas envíen sus productos en camiones hasta Europa. El bloqueo del canal de Suez también provocó que navieras como Maersk fletaran aviones para enviar su carga. 

Incluso cuando la congestión en Yantian comienza a aliviarse, el tráfico en el puerto de Shenzhen, Shekou, y en el principal puerto de Guangzhou, Nansha, sigue siendo elevado, según los expertos en transporte marítimo.

Mientras tanto, las tarifas de flete de los portacontenedores en todo el mundo siguen elevándose y llegando a niveles récord. Todas estas interrupciones son debidas al coronavirus, en especial, a la última variante Delta que ha llegado a China.

La variante Delta llega a China

Aunque las fábricas de Dongguan siguen funcionando, aumenta la preocupación por la llegada a China de esta variante del COVID-19.

Se trata de una versión del coronavirus altamente transmisible y que ha dominado las infecciones en el último repunte en la provincia de Guangdong, la más poblada del país.

Como consecuencia la economía de algunos países se ha resentido. Llama la atención el sector industrial alemán que está teniendo problemas debido a la escasez de materias primas y de productos necesarios para impulsar su repunte.

De hecho, las empresas alemanas han reconocido que son incapaces de cumplir sus abultados pedidos a consecuencia de la parálisis de los puertos chinos.

La competencia con China y Estados Unidos por las materias primas clave es tal que la economía mundial está padeciendo un repunte de la inflación. 

Con este análisis del atasco de los puertos chinos acabamos este artículo. Os esperamos la semana que viene con más noticias relacionadas con el sector del transporte y la logística en nuestro blog.