La eficiencia y la productividad están íntimamente ligadas con el crecimiento de las empresas, en especial, en sectores como el logístico que dependen de factores como la distancia o la entrega en tiempo y forma de los productos. De ahí que uno de los objetivos de las empresas logísticas sea mejorar la velocidad de las operaciones y reducir los tiempos de transporte. Una forma para conseguirlo es el llamado cross-docking. Pero, ¿qué es el cross docking y qué beneficios proporciona al mundo del transporte y la logística?

¿Qué es el cross docking?

El cross docking o atraque cruzado es una técnica logística que permite trasladar materiales y productos de un punto a otro sin variar su colocación, ni recolección y tampoco necesita ser colocado en el inventario. Esta fórmula logística permite reducir el tiempo de almacenaje a la mínima expresión ya que transfiere el producto desde el momento que sale directamente al muelle de salida.

De esta forma, se elimina la parte logística de almacenaje ya que el producto evita el contacto en todo momento con recepción y se mueve desde el muelle de entrada al muelle de salida. Es decir, tan pronto sale de fábrica va directamente al camión o transporte elegido. Sin embargo, a pesar de las ventajas que ofrece este sistema no todas las empresas pueden aplicarlo ya que no siempre satisface las necesidades de los almacenes y compañías.

Para averiguar si compensa usar este método es necesario realizar una estrategia de planificación muy estudiada y medida para valorar si ayudará a reducir los costes y aumentar la productividad o todo lo contrario. Y es que de poco vale, implementar este sistema si empobrecemos nuestros objetivos, empeoramos los procesos y complicamos las cosas.

¿Cómo funciona el cross-docking y qué pasos intervienen en el proceso?

Para saber si nos conviene usar el cross-docking o atraque cruzado lo primero es hacernos una idea de los pasos que intervienen en el proceso y dar un par de ejemplos para tener una idea general. Por ello, vamos a explicar cómo funciona el cross-docking y cuáles son los pasos que intervienen en el proceso.

Teniendo en cuenta la definición anterior por la cual las unidades o productos logísticos se reciben en una plataforma y no se almacenan sino que esperan de forma preparada para ser enviada lo más rápido posible al cliente o proveedor. Para ello, el modelo del atraque cruzado usa la consolidación de productos mediante un flujo continuo de productos y un soporte adecuado a las necesidades particulares de cada cliente y parte del proceso.

  1. El primer paso es planificar los tiempos mediante una recepción rápida de los productos en un muelle de recepción llamado cross-dock.
  2. Una vez llega el camión o medio de transporte de entrada con los productos se mueven directamente al muelle de salida o se guarda temporalmente en el muelle de recepción. Aquí se identifican y clasifican por destinos
  3. A continuación, se seleccionan los productos según sea el destino y se van trasladando por orden de carga y destino. Una vez gestionados se cargan en el muelle de salida para su traslado final.

Teniendo en cuenta que el cross-docking no usa almacenes ni apenas requiere recepción solo vale para algunos productos, como por ejemplo el transporte de productos frescos, prensa, artículos envasados y ordenados, productos sin necesidad de controles de temperatura y similares.

La razón de que la cadena de suministro use el cross-docking para reducir el tiempo y mejorar la velocidad es que ahorra costes de transporte al combinar distintas cargas y tamaños sin importar el medio. De hecho, se aprovecha el espacio al máximo y se usa el mismo medio de transporte juntando toda clase de productos pequeños o incluso dividiendo las más grandes en pequeñas para reducir el número de viajes.

La clave de usar este sistema es dónde se puede aplicar. Y es que no es válido para todas las empresas ni productos. Por ejemplo, las empresas que realizan manufacturación, las compañías de automoción, las conserveras o los grandes almacenes pueden diseñar rutas al milímetro mediante ingeniería logística para lograr el “just in time“, JIT o justo a tiempo.

Para ello, algunas empresas usan cintas transportadoras, máquinas clasificadoras y sencillos sistemas de clasificación desde el cross-dock que el operario sea capaz de distribuir fácilmente la mercancía por las bocas de salida desde donde van a cada muelle correspondiente.

Finalmente, la ventaja de centralizar la mercancía en un mismo lugar antes del envío final reduce los tiempos de proceso y mejora la productividad final.

¿Cuáles son las características del atraque cruzado?

Una de las características del cross-docking  es que no existe almacenaje ya que el proceso de recepción se realiza en un muelle de entrada adyacente o cross-dock para mover al poco tiempo los productos al muelle saliente. De esta forma, la lista de operaciones integrantes en la cadena de suministro se reduce ya que es una fórmula muy rápida y efectiva.

Al eliminar los stocks y el inventario mejora el manipulado de los productos y permite la colocación de mercancía y productos similares en el mismo lugar. Es decir, evita errores de gestión, transporte y manipulación. Pero si por algo destaca un sistema cross-docking es que el tiempo de almacenaje nunca supera las 24 horas.

Además, la mercancía recibida se envía en el mismo momento que se recibe por lo que es posible evitar posiciones de estiba al no ocupar espacio. Se trata de eliminar operaciones intermedias ya que algunos productos se envían y otros se almacenan “temporalmente”, un poco parecido a lo que ocurre en algunos sistemas de gestión de almacén.