¿Conoces el término responsabilidad social?, ¿sabías que se aplica en la mayoría de las empresas y no sólo en el sector del transporte? Pues hoy vamos a dar respuesta a qué es la responsabilidad social en logística.

Responsabilidad social: ¿en qué consiste?

Responsabilidad social o responsabilidad social corporativa es un término reciente que significa una valoración positiva o negativa sobre el impacto que tiene una determinada decisión para la sociedad.

La definición exacta de la responsabilidad social según la RAE (Real Academia Española) es la siguiente:

Integración voluntaria por las compañías de los distintos intereses afectados por su actividad en sus operaciones comerciales y sus relaciones con terceros.

Otra definición similar sería la siguiente:

Apoyo, generalmente en forma de dinero, dispensado por las empresas a entidades, organizaciones y causas de interés general con el objetivo de mejorar la imagen de las primeras.

Si bien es cierto que esta última definición tiene una concepción un poco negativa.

Es decir, algunas empresas usan la responsabilidad social corporativa para hacer un lavado de cara de actividades ilegales o dudables desde el punto de vista ético y así quedar exentas de sus obligaciones con la sociedad.

Y es que debemos pensar que las empresas y corporaciones tienen un impacto sobre la sociedad. Este puede variar en función de muchas cosas, desde el tipo de actividad que realiza una empresa, al comportamiento que tengan con los trabajadores, etcétera.

Por poner un ejemplo, si una empresa dedicada a la industria, como la automoción o la generación de celulosa, no respeta las normas de prevención y contamina esto tiene un impacto negativo para la sociedad.

De igual forma, si una empresa cumple con las normas y además es éticamente responsable de sus actos y toma acción con medidas para prevenir accidentes se dice que es responsable socialmente hablando.

Otro ejemplo de responsabilidad social corporativa es cuando una compañía mejora las condiciones no sólo de sus trabajadores, sino de los ciudadanos que viven en los alrededores.

Un ejemplo claro es la mejora de medidas para contaminar menos, la preocupación por el impacto de los residuos que genera, la toma de decisión de modelos de gestión, la adhesión y el cumplimiento de normas comunes como el Libro Verde, un documento elaborado por la Comisión Europea.

Tipos de responsabilidad social

Hay varios tipos de responsabilidad social, no es lo mismo, tener cuidado con la contaminación que respetar los derechos de los trabajadores o hacer prácticas abusivas.

Y es que hay 4 clases de responsabilidad social que son las siguientes:

  • Responsabilidad frente al mercado: se trata de medidas sociales que ayudan a mejorar la conciliación familiar de las personas. Por ejemplo, la mejora de actividades de formación de los empleados, horarios flexibles para los padres y madres, etcétera.
  • Responsabilidad medioambiental: este apartado se refiere a las medidas que las organizaciones toman para evitar la contaminación y reducir el impacto que la actividad industrial pueda tener sobre el medio ambiente.
  • Responsabilidad comunitaria, en este caso Europa: Depende del marco geográfico donde esté situada dicha empresa.
  • Responsabilidad respecto al puesto de trabajo: se trata de cuidar a los trabajadores, a fin de cuentas, las compañías están compuestas por personas y todo lo que hagan en favor de mejorar las condiciones de los trabajadores (ropa, puesto de trabajo, condiciones, horario, salario, etcétera) redunda en los resultados de la empresa.

¿Qué es la responsabilidad social en logística?

En logística la responsabilidad social es la preocupación por el desarrollo sostenible y la búsqueda de asegurarse un desarrollo de la cadena de suministro de tal forma que esta sea responsable, eficiente y armónica con su entorno.

Y es que es no sólo es bueno para la productividad de las actividades relacionadas con el transporte, sino también supone una mejora de su imagen.

Un ejemplo claro de la responsabilidad social en logística es la logística inversateniendo en cuenta que la logística inversa o al revés es el procedimiento y devolución de la mercancía debido a daños, recuperación, reenvío o sencillamente el cliente ha decidido devolverla.

Esto supone una generación de recursos y un gasto de materiales que hay que gestionar. El proceso logístico inverso se ocupa de la gestión parcial o total de los residuos en forma de paquetes que la actividad del transporte genera.

Algunas empresas prestan atención a este aspecto, otras lo hacen con acciones como la reducción del impacto medioambiental producida por la propia actividad industrial.

Por ejemplo, en AupaTrans tomamos acción con la plantación de tantos árboles como camiones tiene nuestra flota de camiones, y de lo cual estamos muy orgullosos.

Además de crear un espacio verde a disposición de la sociedad, hacemos otras campañas como colaboraciones con SCANIA.

Ejemplos de responsabilidad social en otros sectores

A continuación, y para que entendáis mejor el concepto vamos a citar algunos ejemplos de empresas que practican la responsabilidad social corporativa en alguna o varias áreas y actividades.

Inditex:

Desde el año 2001 el gigante de ropa fundado por Amancio Ortega y situado en Arteixo, A Coruña, decidió montar un área específica de responsabilidad social corporativa. Para ello, ha tomado diferentes medidas como la transparencia de la fabricación de sus prendas.

Así, Inditex se asegura que en los lugares donde se manufacturan sus prendas como Indonesia, Vietnam o China no trabajen menores.

Otro ejemplo es la donación de máquinas para la Sanidad Pública que tienen como objetivo mejorar la imagen que se tiene de la marca. 

Mercadona

Un ejemplo claro de responsabilidad social de la empresa fundada por Paco Roig es la descarga nocturna silenciosa de sus productos.

El ahorro energético es otra de las buenas prácticas que tiene la compañía valenciana, así como la recogida de residuos y productos de limpieza que genera Mercadona.

¿Cuáles son los beneficios de la responsabilidad social?

Entre las ventajas que puede tener una empresa que tenga un departamento de responsabilidad social nos encontramos con los siguientes puntos positivos:

  • Mejor imagen frente a la sociedad.
  • Más capacidad de respuesta frente a los clientes, consumidores y proveedores.
  • En el caso de hacer logística inversa, las empresas que lo practican tienen mayor velocidad de transporte, una reducción de costes administrativos, mayor cuota de mercado, mejor ROI o niveles de retorno.
  • Más capacidad y respuesta a los clientes.
  • Atracción de fondos y empresas inversoras.
  • Influencia en la sociedad y los medios de comunicación.
  • Propuesta de valor diferente frente a los competidores.
  • Transparencia en sus acciones y decisiones. 

Desde AupaTrans animamos a todas las empresas a tomar ejemplo y practicar medidas de responsabilidad social. Queremos poner un granito de arena para que mejore la sociedad.

Esperamos que os haya gustado este artículo de qué es la responsabilidad social en logística y sí así ha sido que lo compartáis en redes sociales o si queréis nos dejéis un comentario y estaremos encantados de responderos.

Por otro lado, si queréis seguir informados sobre el sector logístico os invitamos a que no dejéis de leer nuestro blog del transporte.