Transporte de productos frescos: La logística es una combinación de todos los medios y métodos posibles para llevar a cabo la organización de una compañía, de un servicio o producto. Dentro de la logística empresarial es necesario tener orden y organización para estructurar todos los procesos que están involucrados en aspectos como la producción y la comercialización de mercancías. Lo mismo sucede con el transporte de productos frescos aunque las características son un poco diferentes con otras clases de logística.

Por ello, en este artículo vamos a detallar las normas básicas para llevar a cabo el transporte de productos frescos y cuáles son las cuestiones a tener en cuenta que aseguren la entrega en tiempo y condiciones perfectas, así como el nexo de unión entre la producción y el mercado mediante la aplicación de diferentes técnicas.

¿Cuáles son las características del transporte de productos frescos?

Para entender la relación del éxito comercial es necesario conocer la importancia de la logística. El sector logístico es imprescindible para llevar a cabo cualquier clase de relaciones comerciales. La logística abarca toda clase de actividades como enlace entre la producción y los diferentes mercados nacionales e internacionales (por ejemplo, países BRIC, noroeste asiático) que están separados por la distancia y el tiempo.

Los factores distancia y tiempo son realmente importantes en la logística, aunque si cabe más todavía en el transporte de productos frescos. Para llevar a cabo la unión y todos los procesos logísticos como la cadena de suministro y la administración logística cubriendo a la vez todo lo relacionado con la gestión y la planificación de diversas actividades en todos los departamentos envueltos.

Estos departamentos son los siguientes: compras, producción, transporte, almacenaje, manutención, distribución, entrega y finalmente, atención al cliente. Todos estos departamentos juegan un papel fundamental en la logística, pero más importante en el transporte de productos frescos. ¿Por qué?

La respuesta es bien sencilla, los alimentos frescos son productos perecederos, el problema es que su para realizar su distribución hay que prestar especial atención a sus características determinadas con una operativa y cadena de suministro específica para conservar las propiedades de sabor, color de frutas, verduras y hortalizas.

Los alimentos frescos son una clase de productos perecederos que necesitan conservar una temperatura constante para mantener sus condiciones, o sea, mantener la cadena de frío en todos los procesos desde la producción hasta la entrega.

Por ello hay que usar todos los medios y vehículos en el transporte y almacenamiento adaptados para mantener las condiciones de frío y temperatura.

De esta forma, si se transportan naranjas, plátanos o cualquier otra fruta desde Valencia hasta el lugar de destino como puede ser Francia, Italia, Egipto, Reino Unido, China o cualquier punto de la península es necesario adaptar los vehículos (camiones, barcos, aviones o furgonetas) para que estén refrigerados y sean capaces de llevar a cabo el transporte.

Pero además de la aplicación de refrigeración y adaptación de sistemas de frío es necesario tener en cuenta otros aspectos como el peso, la limitación de capacidad y carga, así como las dimensiones, las necesidades de carga, el cumplimiento de seguridad, carga y descarga.

Por supuesto, esto afecta al consumo de combustible y a la autonomía relativa y a la posible combinación con el uso de otros medios, por ejemplo, si se usa un camión es necesario que esté adaptado para la carga en otros medios de transporte de mercancías como tren o barco.

Estas características condicionan a su vez aspectos tan importantes como el volumen de la zona de carga, la potencia del camión o medio de transporte, la disposición y protección de los espacios de carga, el bienestar y la comodidad de los conductores y personal a cargo del transporte, así como la seguridad de las mercancías (en este caso, alimentos frescos) que se transportan.

Transporte de productos frescos, adecuación a la cadena de frío

El transporte de alimentos frescos requiere unos altos requisitos de higiene y seguridad que aseguren el estado de calidad una vez que llegue al consumidor final. Para preservar la calidad de los productos frescos o perecederos hay que entender las fases de transporte y logística.

Las operaciones de la cadena de frío en la logística abarcan las siguientes fases:

  • Pre-refrigeración.
  • Transporte en vehículo terrestre.
  • Almacenamiento de largo y corto plazo.
  • Las tiendas minoristas.
  • Transporte aéreo y marítimo.
  • Control de los contenedores en todas sus fases de la distribución.

La temperatura de transporte de los productos frescos de ser:

La mercancía o productos perecederos debe conservar los siguientes rangos de temperatura en todo momento, desde la carga, el transporte y la descarga según estos rangos de temperatura:

  • Cremas heladas a menos 20 grados.
  • Pescados, moluscos, crustáceos congelados menos 18 grados.
  • Resto de productos congelados a menos 12 grados.
  • Mantequilla congelada menos 10 grados.
  • Despojos rojos 3 grados.
  • Mantequilla 6 grados.
  • Productos de caza 4 grados.
  • Leche en cisternas 4 grados e industrial a 6 grados.
  • Productos lácteos refrigerados a 4 grados.
  • Pescados, moluscos y crustáceos en hielo o a temperatura de hielo.
  • Carne y preparados de carne 7 grados.
  • Aves y conejos 4 grados.

Vehículos que se deben usar en el transporte de productos frescos:

  1. Vehículos Isotermos. Estos deben tener caja cerrada mediante diferentes sistemas como puertas, paneles, suelo y techo que reduzca el intercambio de calor entre el exterior y el interior.
  2. Vehículo Refrigerado. Es una especie de vehículo isotermo que es capaz de asegurar el frío mediante una fuente incorporada de frío no mecánica, como depósitos de hielo seco o placas eutécticas.
  3. Vehículo calorífico provisto con un dispositivo de calor.
  4. Vehículo frigorífico isotermo que tenga un dispositivo de producción de frío mecánico (máquina de absorción, compresor o similares capaz de asegurar el frío en todo momento).

Además de todo lo anterior también es necesario contar con una empresa de logística especializada en el transporte de productos frescos como Aupatrans capaz de asegurar la entrega de una mercancía tan delicada como los alimentos.