El Espacio o Frontera Schengen es la mayor zona de libre circulación del mundo. Esto se debe a que en 1985, los miembros pertenecientes a la Unión Europea firmaron un acuerdo en la ciudad luxemburguesa de Schengen para sustituir los llamados controles fronterizos entre los países firmantes por los bordes de sus fronteras que se llamaron la zona Schengen.

Al firmarse el acuerdo en la ciudad de Schengen le quedó ese nombre. A partir de 2007, la mayoría de los miembros de la UE ya tenían suprimidos los controles fronterizos entre los Estados miembros.

Y es que cada vez que entra un país a la UE se amplían las fronteras internas incluyendo las del nuevo miembro.

Esta frontera exterior actúa de facto como la frontera exterior de la UE y depende de la agencia Frontex para su protección y control. Comprende desde Portugal hasta Finlandia y permite que los ciudadanos que vivan en sus países se puedan mover a su antojo.

Espacio o Frontera Schengen: ¿Qué es?

El Espacio o Frontera Schengen abarca a 26 estados europeos y funciona como un área de libre circulación desde su aprobación el pasado el 14 de junio de 1985 en la ciudad de Schengen.

El acuerdo fue realizado en pequeña ciudad de Luxemburgo situada entre Alemania llamada Schengen. De ahí el nombre de Espacio o Frontera Schengen.

El espacio funciona con una política común de visados, es decir, una especie de jurisdicción única a efectos de viajes internacionales que evita cualquier forma de control entre fronteras mutuas internas.

A modo resumen, podemos decir que el espacio Schengen es una zona de libre circulación entre personas que permite el paso entre países de la Unión Europea sin la necesidad de pedir controles ni la solicitud de pasaportes.

¿Qué países conforman el Espacio Schengen?

El espacio Schengen está formado por 22 países, a pesar de que los Estados de la UE son 27. Por lo tanto, el Espacio o Frontera Schengen lo componen los siguientes Estados:

Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa y Suecia.

Chipre, Bulgaria, Croacia y Rumanía están legalmente obligados a incorporarse a Schengen dentro de unos años. En cambio otros países como Irlanda mantiene una cláusula de exclusión que implica su propia política de visados.

Estados que no son de la UE pero sí forman parte del Espacio Schengen al firmar acuerdos de colaboración:

  • Islandia.
  • Liechtenstein.
  • Noruega.
  • Suiza.

Estos cuatro miembros pertenecen a la AELC o Asociación Europea de Libre Comercio y no son miembros de la UE. Otros tres microestados como San Marino, Mónaco y el Vaticano se consideran miembros del Espacio Schengen.

Esta área abarca la mayor parte de Europa y en ella se aplican unas normas comunes de las personas que entran en esta área, turistas incluidos. Estas normas son referentes a controles aduaneros y exigencia de visados.

Por ejemplo, cuando un viajero extranjero entra a Europa en Italia se le aplica un control de documentos en la frontera de Italia pero luego puede moverse por toda la Unión.

Las exigencias de control tanto en Italia como en cualquier otro punto de la unión son las mismas. Para evitar problemas legales, los países firmantes del acuerdo colaboran de forma estrecha entre sí.

De esta forma, las fuerzas policiales y judiciales cooperan entre sí en base a este acuerdo que intenta evitar que los delincuentes se aprovechen de entrada y salida de esta zona de libre circulación.

Por ejemplo, la policía nacional de los Estados que conforman el acuerdo Schengen pueden cruzar otros países en plena persecución para detener a un delincuente.

Frontera Schengen: descubre los motivos por los que Huelva quiere entrar en ella

Lo primero que tenemos que entender es que la zona funciona como una jurisdicción única de control de pasajeros. Es decir, que a efectos de viajes internacionales es como si todo el espacio Schengen fuera un solo país.

Al evitar los controles entre países la facilidad y el tráfico de ciudadanos es más fluido y rápido por lo que es muy útil a la hora de hacer viajes en la Unión.

Esta facilidad de paso es el principal motivo por el que el puerto de Huelva está considerando la posibilidad de ser frontera Schengen. Como todo el mundo sabe, Huelva comparte frontera con Portugal, pero no con Marruecos.

Al menos, terrestre. Pero sí, frontera marítima mediante puertos. Por este motivo, Huelva quiere ser un puerto Schengen y poder actuar como frontera para el transporte de personas con la ciudad de Casablanca en Marruecos.

Marruecos no forma parte de la UE por lo que de aprobarse una línea Casablanca-Huelva la ciudad andaluza necesita ser considerada como Frontera Schengen. De conseguirlo, permitiría la apertura de tráfico de personas entre Huelva y Marruecos, a través de Casablanca.

A día de hoy ya hay una línea de mercancías entre las dos ciudades, pero falta otra la de personas. De ahí que el Puerto de Huelva solicitase hace unos meses al Gobierno Central una petición para ser considerada Frontera Schengen.

Hay que tener en cuenta que el Espacio Schengen tiene una población de casi 420 millones de personas, de los cuales alrededor de casi 2 millones de ellas se mueven a diario usando una frontera interior.

Estos movimientos entre regiones forman hasta un 1/3 de la población activa y al final de cada año representan miles de millones de movimientos entre fronteras. Muchos de los cuales no son solo de ciudadanos, también de transporte de mercancías por carretera.

De ahí la importancia de la decisión del Puerto de Huelva para aprovechar estos movimientos de ciudadanos y aumentar su volumen de mercancías y pasajeros. Este movimiento y unión con Casablanca permitirá aumentar no solo el tráfico personas, también el de contenedores marítimos.

Obligaciones para ser Schengen

Una vez el Puerto de Huelva hace la solicitud para ser espacio Scehgen debe esperar un plazo a que el Gobierno valore la opción y la vote. Meses más tarde, en caso de aprobarse la solicitud el Puerto debe cumplir con una serie de características detalladas en la página oficial de Schengen.

Uno de los requisitos es contar con puestos de control de pasajeros, aspecto que el Puerto ya ha previsto y tiene cubierto. 

Y con esta aclaración esperamos que sepáis en qué consiste el Espacio o Frontera Schengen y porqué Huelva quiere ser parte de este espacio.

Os invitamos a darnos un me gusta o compartir este artículo en redes sociales en caso de que os haya gustado. Además, os recordamos que cada mes actualizamos nuestro blog de logística con los artículos y noticias más importantes del sector del transporte.