En el artículo de hoy vamos a hablar de la logística inversa, en qué consiste, y, cuáles son sus características. 

¿Qué es la logística inversa?

Para explicar qué es esta modalidad de la logística lo primero es definirla y para ello usaremos la descripción de la revista Reverse Logistics de Hawks, Karen. Esta experta de la cadena logística la describe de la siguiente forma:

el proceso de planificación, implantación y control de forma eficiente y al coste óptimo del flujo de materias primas, materiales en curso de producción y productos acabados, así como el de la información relacionada, desde el punto de consumo hacia el punto de origen con el objeto de recuperar el valor de los materiales o asegurar su correcta eliminación.

En resumen, se puede decir que la logística inversa tiene como objetivos ocuparse de todos los aspectos relacionados con la cadena de suministros y la gestión de todos sus apartados, que van desde el movimiento y transporte de los objetos y materiales desde el usuario final al fabricante, bien sea para su reutilización, destrucción o reciclado, en algunos casos.

Es decir, la logística inversa sigue el mismo camino, pero en dirección contraria que la logística normal.

Y es que si la logística es el proceso de planificación, implementación y control del flujo eficiente y rentable de materias primas, inventario en proceso, productos terminados e información relacionada desde el punto de origen hasta el punto de consumo con el fin de cumplir con los requisitos del cliente, la logística inversa es al revés.

O sea, esta modalidad logística incluye todas las actividades que se mencionan en la definición del párrafo anterior. La diferencia es que la logística inversa abarca todas las actividades mencionadas (implementación, transporte, gestión, almacenaje e inventario), ya que operan en sentido inverso.

¿Para qué sirve la logística inversa?

Los usos y utilidades de la logística inversa son varios, reutilización, destrucción o devolución de objetos y mercancías.

Teniendo en cuenta que la logística hacia atrás es el proceso de mover mercancías que han llegado a su destino final a su punto de origen (fabricación), el objetivo de este proceso es conseguir valor con la devolución de la mercancía u objetos (bien sea remunerando al cliente, bien sea reciclándolos los artículos para aprovecharlos total o parcialmente) o desecharlos adecuadamente.

La logística inversa es más que reutilizar contenedores y reciclar materiales de embalaje. Rediseñar los paquetes y mercancías para usar menos material, o reducir la energía y la contaminación del transporte son actividades importantes, pero podrían ser aspectos secundarios a la importancia real de la logística inversa general.

Y es que este regreso hacia atrás de las mercancías crea nuevos canales para una recogida selectiva de residuos causados por el consumo de la actividad logística.

Es decir, ayuda a contaminar menos, pero no es el único objetivo, ya que aunque la logística inversa se ocupa de todo lo referente al reciclaje y reuso de paquetería, embalajes y residuos también se incluyen los procesos de retorno de excesos de inventarios, devoluciones, productos caducados y obsoletos así como la destrucción de inventarios de la logística estacional

Importancia del proceso logístico inverso

La logística al revés también incluye el procesamiento de la mercancía devuelta debido a daños, inventario estacional, reabastecimiento, recuperación, retiros y exceso de inventario. También incluye programas de reciclaje, de materiales peligrosos, disposición de equipos obsoletos y recuperación de activos.

Se trata de una forma de retorno para reutilizar y reciclar total o parcialmente los residuos generados por la actividad del transporte. Aunque esta parte de la logística nació con el objetivo de ayudar a minimizar la contaminación derivó en una necesidad y oportunidad de negocio ya que ayuda a mejorar la comunicación con los clientes al facilitarles la devolución de objetos en caso de que estos estén en mal estado o bien no satisfagan las necesidades de los usuarios.

Al poder devolver los productos sin problemas, el ratio de conversión y fidelidad de los clientes aumenta. Un claro ejemplo es Amazon que no pone ningún problema con las devoluciones, todo lo contrario, y es que dar facilidades a los usuarios mejora su fidelidad y lealtad hacia la marca donde compra.

Beneficios de la logística inversa

En este apartado vamos a nombrar algunas de las ventajas de esta modalidad de logística:

  1. Mayor velocidad de transporte de los productos y mercancías al haber canales de ida y vuelta.
  2. Reducción de los costes administrativos, de transporte y de asistencia postventa.
  3. Mayor logro de los objetivos de sostenibilidad.
  4. Mayor cuota de mercado de servicios.
  5. Mejor servicio al cliente y mayores niveles de retorno o ROI. 
  6. Mejor visibilidad inversa de la cadena de suministro, mayor productividad.
  7. Más capacidad de respuesta a los clientes.
  8. Con la tecnología adecuada los transportistas obtienen beneficios más eficientes que incluyen: una cadena de suministro sincronizada que ahora incluye logística tradicional avanzada, logística de entrada y logística inversa.
  9. Transparencia en las operaciones de la cadena de suministro en toda la red.
  10. Consolidación automática de información al haber una sincronización de datos de usuarios en todas las fases y procesos.

Sin embargo, todas estas ventajas ocasionan más trabajo ya que los procesos logísticos aumentan al igual que la gestión y control de los mismos. Esto genera una atención extra a las empresas logísticas para que todas estas funciones sigan funcionando al margen de que involucra a todos los departamentos de las compañías que actúan en un proceso logístico desde comerciales, vendedores, proveedores o almacenistas.

Más trabajo, pero mayores beneficios para las compañías

Por otro lado, los controles de los productos y objetos que son devueltos por los clientes tienen que ser revisados uno por uno y ser incluidos como devueltos en la cadena de suministro. Por lo tanto, la gestión y el trabajo aumenta pero merece la pena.

Y es que, un estudio estima que alrededor del 7 % de los beneficios de las empresas estaban relacionados directa o indirectamente con las devoluciones, al mismo tiempo que las actividades relacionadas con la logística inversa copaban hasta un 15 por ciento del beneficio de las empresas del sector.

Si a ello se le suma que aumenta el índice de satisfacción de los clientes no nos queda más que invitar a las empresas logísticas a implantar procesos de logística hacia atrás no sólo para atraer más usuarios, sino para ser más eficientes y productivas y contaminar menos.

Responsabilidad social

En AupaTrans somos conscientes de las necesidades de contaminar menos, por eso hemos puesto nuestro granito a favor creando un espacio verde con la plantación de árboles como camiones tenemos en nuestra flota así como la importancia de tener canales de logística inversa para que nuestros clientes puedan devolver las mercancías o productos en caso de que no satisfagan sus necesidades o estén en mal estado.

Si os ha gustado el post esperamos que sigáis leyendo nuestro blog de logística. Os invitamos a que compartáis el artículo en redes sociales y nos dejéis algún comentario en caso de que tengáis dudas.