Definitivamente, el 2021 no es un buen año para el sector logístico y el transporte. La crisis de los contenedores parece que no acaba y recrudece su efecto estos meses.

El problema es que esta crisis amenaza con llegar en el momento de máximo consumo del año como es el mes de diciembre en el que suele coincidir la campaña de Navidad y el Viernes Negro o Black Friday.

Por este motivo, analizamos los efectos y consecuencias que tiene esta crisis en la industria logística y te contamos algunos consejos para evitarlos.

Crisis de los contenedores 2.0: ¿preocupación o realidad?

Cuando parecía que la pandemia finalizaba y que el sector logístico volvía a su cauce, nos encontramos con la crisis del Canal de Suez y el atasco en los puertos chinos que origina la crisis de los contenedores.

Para que nos hagamos una idea: si en septiembre de 2020 enviar un flete de EE.UU. costaba casi 4.500 dólares, hoy en día cuesta unos 20.600 dólares.

Es decir, más de cuatro veces más.

Este espectacular incremento del precio en el transporte marítimo se debe a varios motivos:

  • Retraso en los puertos chinos.
  • El 80 por ciento de la logística y transporte mundial se hace a través del mar.
  • Control de la pandemia en China que retrasa los envíos. 
  • Hay falta de espacio para transportar los productos de Asia a Europa y EE.UU.
  • Crisis energética y aumento del precio del gas y petróleo.

Todo esto tiene como resultado un retraso en el abastecimiento de productos de todo tipo lo que ha provocado una falta general de materias primas en todo el mundo.

La falta de madera, hierro y cobre, minerales raros y otros productos ha repercutido en todos los sectores, desde las telecomunicaciones, a la automoción o incluso el turismo. 

El problema es que el desabastecimiento de materias primas está afectando a todos los sectores, en especial, la electrónica y los bienes de consumo como móviles y electrodomésticos.

Frente a este desabastecimiento las empresas están haciendo acopio de productos para evitar llegar a Navidad sin materiales. El problema es que todo el mundo está haciendo lo mismo, lo que está desatando una verdadera fiebre por comprar.

Y eso no es todo, muchas compañías y algunos países como Austria están recomendando a sus ciudadanos hacer acopio de provisiones, comida y agua frente a posibles sucesos como un apagón.

Al aumento de la crisis de los contenedores y la falta de espacio se le suma una crisis energética que ha provocado un gran revuelo en todo el mundo ya que estamos ante la tormenta perfecta ya que promete dejar a mucha gente sin regalos para Navidad.

¿Esto es realmente un problema o una preocupación menor?

Para analizar este problema primero debemos conocer la gravedad del asunto. En este sentido, las cadenas de suministro no han podido hacer frente al aumento de los pedidos.

Los puertos han tenido problemas para cargar y descargar los buques portacontenedores con la suficiente rapidez. Todo ello sumado a las problemáticas del Canal de Suez y China que han agravado el problema.

Y es que casi 600 buques portacontenedores han quedado atascados fuera de las zonas de atraque en todo el mundo, para que nos hagamos una idea esta cifra es casi el doble que en el mes de enero o febrero de este año.

Por otro lado, al no existir suficientes contenedores no se pueden enviar los productos en los barcos ya que normalmente recogen contenedores vacíos para volver a los puertos de Asia.

Así, es normal que muchos barcos hayan regresado a Oriente totalmente vacíos para minimizar pérdidas económicas y retrasos.

A esto se le suma la falta de personal como camioneros y transportistas.

El Brexit es un claro ejemplo, en Reino Unido están usando a militares para cubrir las vacantes de los transportistas que se han ido por el Brexit. 

Pero lo mismo pasa en Alemania, allí los expertos calculan la necesidad de contratar unos 75.00 camioneros.

Lo mismo sucede en la Unión Europea donde el sector demanda unos 400.000 conductores.

¿Es la situación logística tan grave?

Las esperas en los puertos son de hasta 4 a 7 días. Para que nos hagamos una idea, el retraso del mayor puerto de contenedores del Reino Unido, Felixstowe, es de casi una semana ya que no hay conductores para llevar todos los contenedores allí depositados.

Otro problema realmente importante es la falta de materias primas y componentes. Los proveedores y compañías nunca previeron esta situación y se han quedado cortos en sus expectativas ante una tan elevada.

El ejemplo más reciente es el de Apple que ha interrumpido la producción de hasta 10 millones de iPhone 13 que representan en torno al 11 por ciento de su producción debido a la escasez de materiales y minerales para hacer sus chips.

Por todos estos motivos, es muy posible que no tengas tu producto para estas Navidades, especialmente, si es un teléfono inteligente de última generación.

En otras palabras, si cuentas con regalar o comprar para esta Navidad productos electrónicos como: teléfonos, televisores, ordenadores, tarjetas gráficas y similares es mejor que los adquieras cuanto antes ya que no sabemos cuánto tiempo durará esta situación.

¿Durará mucho tiempo esta situación?

Algunos informes y expertos confirman como fecha de recuperación entre finales de este año y el segundo trimestre de 2022. En cambio, existe otra corriente que afirma que esta situación durará como mínimo hasta dentro de un año, para 2023. 

La economía mundial parece entrar en una recesión, las dos potencias mundiales no dan síntomas de recuperación, al menos de momento. Si la demanda de productos sigue en aumento, la gente tendrá que acostumbrarse a esta nueva situación y consumir menos, o adquirir los productos con antelación. 

En todo caso, esto no afectará al consumo interno ni a la adquisición de productos de primera necesidad como verduras, hortalizas y comestibles.

Esperamos haberos aclarado cómo es la crisis de los contenedores y cómo afectará a la Navidad. 

Como siempre os recordamos que podéis compartir este artículo en redes sociales o bien dejarnos un comentario si os ha gustado.

Finalmente, no olvidéis que cada semana actualizamos el blog logístico con las noticias más interesantes del sector logístico.