A finales y comienzos de año es bastante común que las empresas hagan previsiones en base a lo que se va a llevar en su sector. El sector del transporte no es diferente al resto y por ello vamos a intentar adivinar un poco qué es lo que va suceder en este mundillo hablando de las tendencias logísticas para el 2019. Evidentemente, no todas las predicciones acaban siendo ciertas, pero sí la mayoría y es que existen indicios para afirmar, por ejemplo, que este año puede ser el año de la logística inteligente gracias a la digitalización y nuevas tecnologías.

A continuación, os explicamos todo con más detalle, pero primero vamos a hablar de cómo ha acabado el 2018 y cuáles son las razones para pensar qué es lo siguiente que viene. En líneas generales el mundo logístico destacó el año pasado por el gran peso que tuvo la personalización y la segmentación que se pudo comprobar gracias al auge del comercio electrónico y la omnicanalidad.

Esta realidad se puedo ver en el aumento y consumo en España a través de las cifras de comercio electrónico en los últimos años, no sólo en España sino en el resto del mundo.

Tendencias logísticas para el 2019

Para hablar de las tendencias del mundo del transporte para el 2019 debemos entender a dónde se mueven los usuarios. Y es que el contexto actual está cambiando cada vez más hacia un modelo alcistas de compras digitales. Sin embargo, no debemos dejar de prestar atención a que cada vez más los usuarios demandan un mayor servicio de atención al cliente y mayor entrega y puntualidad.

En este contexto, las empresas que mejor se adapten serán aquellas que entiendan el comportamiento de los nuevos consumidores digitales, pero que al mismo tiempo ofrezcan la posibilidad de ofrecer un servicio mixto digital-físico. Por ejemplo, empresas como Amazon están ofreciendo la posibilidad de recoger paquetes en puntos personalizados cerca de casa.

Las empresas deben entender que las tecnologías y la sociedad avanzan a un modelo logístico cada vez más digital en donde el comprador lo hace todo por internet, desde comprar comida diaria a consultar información y, por supuesto, opiniones y comentarios de una marca. Teniendo en cuenta estos aspectos las tendencias logísticas para el 2019 son las siguientes:

Entregas puntuales y eficaces

La entrega a tiempo y eficaz es el objeto de deseo no sólo de los consumidores sino también de las marcas. De hecho, este 2019 será el año en el que las compañías del sector van a comenzar a enfocar sus esfuerzos en innovación y tecnología para que las entregas se hagan a tiempo y sin errores.

No queremos decir que hasta ahora las entregas y pedidos hayan sido impuntuales, todo lo contrario. Lo que queremos afirmar es que a partir de ahora gracias al auge de tecnologías como el big data, el internet de las cosas (IoT, del inglés Internet of the Things) y la nube, las entregas serán puntales con menos errores y más eficaces al consumir menos recursos económicos y de tiempo.

Robots y transformación digital en los almacenes

Antes hablábamos del aumento de la tecnología y la digitalización en el sector logístico y es que este año el peso tecnológico será mayor. No queremos decir que las empresas no hayan apostado por lo digital, más bien al contrario. Sin embargo, este 2019 todo apunta a que la transformación digital por fin llegará a los almacenes. Y es que los almacenes es un lugar donde en muchas empresas, en especial las pequeñas, carecen de soluciones o herramientas tecnológicas punteras como los robots o programas de gestión informático.

Los almacenes es un punto donde acaban muchos paquetes esperando la entrega final. A veces las empresas se olvidan de la importancia de una buena gestión de sus mercancías y deben pensar en soluciones que ahorren tiempo y aprovechen la tecnología para localizar la mercancía en todo el proceso de la cadena de suministro, almacén incluido.

Para ello, se pueden usar robots para el etiquetado, para la documentación de los pedidos, el almacenamiento, etcétera. El seguimiento y control es una parte que se puede digitalizar y poner en manos de robots que cumplen así un trabajo mecánico y que consume recursos de tiempo que se pueden invertir desviando una persona del almacén a hacer trabajo que merezca la pena como gestión y control del inventario, seguimiento de los paquetes o burocracia y papeleo para el transporte internacional, caso de que la empresa se dedique al mismo.

En otras palabras, los robots llegarán a los almacenes este 2019 y va en línea con lo dicho en el primer apartado de las entregas puntuales y eficaces. Los robots mejorarán los flujos y procesos de entrega al minimizar los tiempos, realizar funciones de abastecimiento y por supuesto, etiquetado y descarga que ayudan a mejorar la productividad al liberar a los trabajadores de trabajos pesados y monótonos.

Y es que no hay que pensar en el típico robot fijo e inmóvil, afortunadamente, hoy en día existen robots de todas clases, tamaños y precios que se adaptan a la perfección a cada parte del negocio logístico.

Última milla y cross-docking

La productividad y la eficiencia son los objetivos que buscan la última milla y el cross-docking en el sector logístico. Por ello, una forma de mejorar la velocidad de las operaciones y minimizar el tiempo de espera en los procesos de transporte es optar por el cross-docking o muelle cruzado que permite trasladar productos y materiales de un lugar a otro sin que cambie su colocación o recolección y lo más importante es que no hace falta que sean incluidos en el inventario.

Este método logístico en combinación con la última milla pretende mejorar los tiempos y la mejora de recursos y productividad. Pero ahora se le suma otro factor, la tecnología. Si tenemos en cuenta que en logística la palabra “ultima milla” se refiere al proceso final del transporte que abarca desde el almacenamiento y distribución hasta la entrega en casa del consumidor.

Curiosamente, esta parte final es la que más da problemas al sector, por ello, las compañías van a invertir tecnología y aprovechar los beneficios que esta ofrece para descongestionar los problemas de este proceso y mejorar los procesos, entregas y evitar los retrasos. Un ejemplo claro es la combinación de nuevos métodos de entrega más rápidos y poco contaminantes en las ciudades a través del uso de drones.

Otra solución es combinar todo lo dicho anteriormente (robots, big data, internet de las cosas, entre otras) para integrarlo en el proceso de la cadena de suministro. Esto también sirve para invertir en conocer mejor al cliente a través de sus acciones y consumos con nosotros. Mejorar el tiempo de respuesta con el cliente es fundamental para retenerlo, por lo que también será común ver como las empresas optan por integrar cada vez más soluciones de experiencia de usuario, programas informáticos o CRM para conocer mejor al cliente y así saber lo que este quiere.

En resumen, el 2019 será una suma de innovación y tecnología. Todo un reto para la industria y las empresas logísticas que deben saber adaptarse a un mundo digital y por ello deben abordar por soluciones informáticas e innovadoras para mejorar todos sus procesos no sólo de distribución, venta y compra, sino hasta de suministro, captación y recopilación de información.

¿Qué opinas de estas tendencias? ¿Crees que falta alguna?, Si piensas que nos falta alguna por añadir no dudes en hacérnoslo saber mediante un comentario. En todo caso, esperamos que sigas leyendo nuestro blog logístico para que conozcas todo lo que sucede en el sector.