La logística es una actividad empresarial totalmente necesaria en una sociedad y un mercado que necesita de los servicios logísticos y de los transportistas para completar el proceso de unión desde el proveedor o fabricante original hasta el consumidor pasando por todos los departamentos necesarios como fabricación, aprovisionamiento y distribución. Para poder llevar a cabo estos pasos anteriores la logística está regida por una serie de normativas y leyes que hay que cumplir. Una de ellas es la tarjeta de transporte logística que todas las empresas de transporte deben cumplir y tener, en especial, si usan vehículos de mercancías.

Por ello, hoy os vamos a hablar de este requisito legal que afecta al transporte de mercancías pesado y que exceda un determinado peso.

Tarjeta de transporte logística, ¿qué es?

Conseguir llevar los productos desde la fábrica hasta los clientes logrando puntualidad, precios bajos, calidad de entrega y servicio no es una tarea fácil de realizar. Este proceso implica la participación de actores como los transportistas que están obligados por ley a cumplir una serie de requisitos, uno de los cuales coincide ser la tarjeta de transporte.

La mayor entrega de productos, en especial, la parte final que lleva a cabo el transporte de mercancías es realizada por transportistas, camioneros o personal dedicado la distribución de paquetería y mensajes. Dentro de este personal destacan en especial los camioneros ya que el camión es una forma de transporte de mercancías flexible que permite unir diferentes etapas de la logística como el transporte internacional o marítimo.

Puede que muchas de las mercancías se muevan mediante el transporte marítimo, pero lo cierto es que en la mayoría de países como Europa y EE.UU. el transporte de mercancías es la conexión que une no sólo mercados internacionales sino mar y tierra por lo que hace posible que llegue a todos lados.

El transporte de mercancías como actor clave en la cadena logística debe cumplir una serie de aspectos como la calidad, la entrega y una serie de normas legales. Estas leyes son de obligado cumplimiento por transportistas y empresas y muchas de ellas son para mejorar la seguridad alimentaria, para asegurar la entrega y el empaquetado o sencillamente consiste en documentación que acredita el cumplimiento de la ley.

La ficha de transporte logístico es el ejemplo perfecto de la documentación que los dueños o conductores de vehículos dedicados al transporte de mercancías con un peso máximo autorizado de 2 toneladas deben tener en el caso de que ejerzan como terceros. Además, todos los vehículos que sobrepasen la cantidad de 3,5 toneladas deben cumplir con este requisito legal.

Si el camión no supera las dos toneladas pero eres camionero y te dedicas profesionalmente al transporte de productos de terceros no es necesario que la tengas. Pero esto no suele ser lo común ya que las empresas suelen tener flotas de camiones y los movimientos de los transportistas individuales que trabajan a terceros son menores.

En todo caso, esta normativa legal es necesaria para llevar cabo la función de unir a clientes y empresas para que estas últimas satisfagan las necesidades de los primeros. Y es que la tarjeta de transporte logístico acredita una copia que demuestra que la Administración nos deja ejercer el permiso de autorización de transporte.

Estas autorizaciones suelen ser nacionales y no tienen limitaciones en el territorio español. 

¿Cuáles son los requisitos para obtener la tarjeta de transporte?

Las condiciones y características impuestas por el gobierno para ejercer el derecho de transporte han cambiado con los años. En la actualidad hay que tener en cuenta que la tarjeta varía según si movemos cosas o personas. Por ello, está la tarjeta de transporte para viajeros y para mercancías.

Nos vamos a centrar en el caso transporte de mercancías, aunque debemos mencionar que hay otra clasificación que se refiere al servicio público y al sector privado o por cuenta ajena para cumplir necesidades particulares de una empresa o negocio. Dentro del transporte privado debemos incluir el privado particular y el privado complementario.

La tarjeta de transporte depende del tipo de vehículo que se use ya que no es lo mismo mover o transportar productos en una furgoneta o coche que en un camión con remolque pesado.

Requisitos de la tarjeta de transporte para empresas

La tarjeta de transporte puede ser obtenida por una empresa o persona. Además, no es posible que una persona tenga dos autorizaciones. En el caso de una empresa se debe cumplir la norma de honorabilidad y para ello la compañía está obligada a estar dada de alta en el IAE que corresponda, no tener pagos pendientes con Hacienda y coincidir el titular de la empresa con el de la tarjeta.

Los requisitos de las empresas son los siguientes:

  • Escrituras de constitución de la compañía.
  • Copia del pago del último ejercicio del impuesto de sociedades.
  • Poseer el certificado de capacitación para el ejercicio del transporte de mercancías. También vale la competencia para el transporte internacional de mercancías o nacional.
  • Certificado de la cifra de capital social avalada con la firma de los socios o administradores.

Requisitos de la tarjeta de transporte para autónomos

Un aspecto que se debe tener es una capacidad económica de 60.000 euros para el caso de responder ante un accidente en carretera. Los autónomos también pueden contar con una tarjeta de transporte y para ello deben cumplir con estas normas:

  • Certificado bancario de no tener deudas.
  • Declaración de solvencia económica para responder con hasta una cantidad de 60.000 euros en caso de accidente.
  • Impuesto sobre el Patrimonio.
  • Tener el título de competencia profesional que puede tener el titular de la tarjeta o bien otra persona contratada como titular de la tarjeta en base al papel de directivo de la empresa.

Finalmente, es necesario la renovación de las tarjetas cada dos años y en el mes que se haya sacado. Los tipos de operadores ejercen el derecho de tarjeta de transporte y se distinguen entre tres tipos, las agencias, los operadores logísticos, los almacenistas o distribuidores y los transitarios.

En resumen, la tarjeta de transporte es un requisito que todas las empresas dedicadas a la logística y al traslado de mercancías deben tener para ejercer su actividad y cumplir con la ley. En Aupatrans contamos con este permiso ya que estamos comprometidos a prestar a nuestros clientes un servicio de excelencia, garantía y máxima calidad.

Esperamos que te haya gustado este artículo y recuerda si quieres seguir informado sobre el sector logístico no dejes de leer nuestro blog.