El pasado 1 de agosto el Gobierno de España aprobó la ley conocida como Ley de cadena del transporte 2022. La norma legal es un Real-Decreto Ley 3/2022 que tiene como objetivo mejorar funcionamiento de la cadena de suministros logística e incrementar la sostenibilidad del transporte de mercancías por carretera.

Para ello, la ley se basa en la Directiva (UE) 2020/1057 que fija normas específicas para el desplazamiento de los conductores en el sector del transporte por carretera y revisiones de precios en contratos públicos de obras.

Ley de cadena del transporte 2022: ¿en qué consiste?

La Ley de la Cadena de Transporte o Real Decreto Ley 14/2022 es una legislación promulgada por el gobierno español que regula la industria del transporte por carretera mediante el cumplimiento de los contratos fijados que deben estar por escrito con un precio que cubra los gastos y costes mínimo.

Es decir, se intenta conseguir que el transporte no se haga a pérdidas.

Y es que el objetivo del transporte a pérdidas es evitar que las compañías no trabajen sin cubrir sus costes de explotación. El problema es que este tipo de situaciones pueden generar abusos por parte de los empresarios sobre la parte más débil del sector logístico, nos referimos a conductores, camioneros y autónomos.

Precisamente, la fijación de precios pretende impedir este tipo de situaciones ya que la Ley de cadena del transporte 2022 obliga a firmar un contrato con un registro de todos los costes y portes.

Así, este registro o carta de porte debe realizarse obligatoriamente por cada envío siempre que el precio del transporte sea superior a 150 euros.

Además, debe incluir los siguientes datos:

  1. Nombre o denominación social, NIF y dirección del cargador y, en su caso, del expedidor, así como del transportista efectivo.
  2. El lugar, fecha y, en su caso, hora de la recepción de la mercancía por el porteador efectivo.
  3. Los mismos datos que el punto uno, pero en este caso del destino.
  4. Nombre y dirección del destinatario.
  5. Naturaleza y masa de las mercancías.
  6. Lugar, fecha y, en su caso, hora prevista de entrega de la mercancía en destino.
  7. Precio convenido del transporte, así como el importe de los gastos relacionados con el transporte previstos en el artículo 20, salvo que consten en otro documento contractual por escrito.

Es decir, el precio y los gastos relacionados con el transporte deberán cubrir el total de costes.

La nueva normativa incluye sanciones que pueden llegar hasta los 4.000 euros toda vez que las compañías no cumplan con la ley. Además, existe un compromiso por parte del Ejecutivo que consiste en una estructura de precios regulada por el observatorio de costes del transporte de mercancías por carretera que realiza el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana o MITMA.

En este sentido, se recoge un Código de Buenas Prácticas Mercantiles de Contratación en el Transporte. Por si esto no fuera suficiente, el Gobierno también se compromete a presentar un proyecto ley como máximo en un periodo de 6 meses después de la pasada aprobación Ley de cadena del transporte 2022 realizada en agosto de 2022.

Tal y como recoge el BOE o Boletín Oficial del Estado:

«El Gobierno, en el plazo de seis meses desde la entrada en vigor de este real decreto-ley, y previa evaluación de la efectividad inicial de las medidas implantadas, presentará a las Cortes Generales un proyecto de ley revisando el régimen de la subcontratación en el transporte de mercancías por carretera para incentivar su uso eficiente evitando la pérdida de valor no productiva en la cadena de subcontratación del transporte terrestre de mercancías por carretera«.

Lo más importante e interesante es el avance en la dirección de la sostenibilidad económica del transporte al tiempo que garantiza la equidad dentro de la subcontratación del transporte. En otras palabras, se pretende «una rentabilidad mínima del trabajo y una utilización justa de la subcontratación», tal y como declararon representantes del Gobierno.

Importantes ayudas económicas al sector del transporte

La nueva ley no solo incluye multas, un código de buena conducta y la prohibición de trabajar a pérdidas, también se recoge una línea de ayudas directas a empresas y profesionales especialmente afectados por la subida de los precios de los carburantes.

Esta bonificación está dotada con más de 450 millones de euros que se repartirán de la siguiente forma:

Vehículo

Importe en (euros)

Mercancías pesadas. Camión. 1.250
Mercancías ligeras. Furgoneta. 500
Autobús. VDE. 950
Taxis. VT. 300
Vehículo alquiler con conductor. VTC. 300
Ambulancia VSE. 500
Autobús urbano conforme a la clasificación por criterios de utilización del Reglamento General de Vehículos. 950

El importe resultante no podrá superar la cantidad máxima por beneficiario prevista para ayudas por importes limitados de ayuda de acuerdo con las Decisiones al respecto aprobadas de conformidad con las normas del Marco Temporal Europeo Ucrania.

Estas cantidades también incluyen ayudas económicas para los trenes diésel. En cuanto a las bonificaciones que reciben los autobuses urbanos se reservan unos 12 millones del total de los 450 millones reservados por el Mitma para el cumplimiento del Real-Decreto Ley 3/2022 o Ley de cadena del transporte 2022.

La finalidad de tales ayudas será paliar el efecto perjudicial del incremento de los costes de los productos petrolíferos ocasionados como consecuencia de la invasión de Ucrania y las sanciones impuestas a Rusia por su causa.

Medidas en el sector marítimo

El transporte de mercancías no es el único sector que se ve afectado por la nueva Ley de cadena del transporte 2022, ya que también regula el sector marítimo. En este caso, se trata de medidas que concierten al transporte de mercancías marítimo.

En concreto, se permite que los ciudadanos procedentes de Ucrania se consideren con nacionalidad europea por lo que se podrá contratar a marineros y profesionales de Ucrania sin la necesidad de permisos especiales.

Es decir, los ucranianos se consideran ciudadanos de pleno derecho de la Unión Europea a efectos de trabajar en el sector marítimo.

Por otro lado, las nuevas medidas benefician tanto a las empresas españolas que transportan mercancías por agua como a las extranjeras que contratan servicios de seguridad para evitar la piratería. Esto será posible ya que podrán contratar seguridad privada siempre que una empresa o naviera navegue por aguas con riesgo de sufrir piratería como Somalia.

Además, se destinarán bonificaciones a las empresas industriales de Baleares que trabajen en distintos sectores y estén gestionadas actualmente entre Mitma y la Delegación del Gobierno. Así, estas empresas tendrán más fáciles los trámites a la hora de flexibilizar los límites de subvención en el 2022.

Finalmente, también se otorgan ayudas de Estado complementarias a empresas armadoras de buques pesqueros. El importe máximo a percibir por empresa no podrá superar los 75.000 euros.

Y así con el sector marítimo acabamos con la explicación del funcionamiento de la Ley de cadena del transporte 2022. Esperamos que os haya parecido útil e interesante el contenido de este y os invitamos a echar un vistazo al resto de nuestro contenido de nuestro blog logístico que actualizamos cada semana.